SAPERE AUDE, el camino

SAPERE AUDE

Aprender y descubrir: Atrévete ya y cámbiate al Sapere Aude

Los libros (una de mis pasiones), las golondrinas (mi ave preferida) y una locución que me atrapa: Sapere Aude, un atrevimiento al que vale la pena enfrentarse.

Hace unos meses, camino a casa después de un largo día de trabajo, parada ante un semáforo en rojo miré hacia un gran aparador publicitario y lo vi: Sapere Aude. Abrí mucho los ojos y sonreí. Era el cartel de la secuela de Merlí, una de las series que más me han gustado en los últimos años. Y me fascinó, casi tanto como el papel que encarna su joven y atrevido protagonista.

Fue entonces cuando, arrancando el coche, suspiré y me dije: Esta frase va conmigo y mucho. Tanto es así que decidí tatuarla en mi cuerpo para siempre.

A partir de entonces se han sucedido una serie de acontecimientos que han despertado de nuevo mis ganas de saber. Sí, he estado ausente mucho tiempo. Y ya es hora de moverse, pensé cuando me inscribí en la última formación sobre marketing digital que acabo de terminar. La mejor que he hecho hasta el momento.

Desde la primera clase llevo preguntándome: ¿Quién dijo que “ EL SABER NO OCUPA LUGAR”? Vaya si lo hace. Un lugar emocionante que te alienta a seguir, aunque tus neuronas intenten revelarse. Atrévete ya y cámbiate al Sapere Aude. Y lo repito como un mantra disfrutando, aprendiendo y colocando poco a poco las piezas de lo que he aprendido en estos últimos meses con las Estrategias de Marketing Digital

¿Y por qué? me pregunto muchas veces. Porque la osadía está en aquello que, aún dándote miedo, nos atrae. 

El marketing digital, ese maravilloso mundo en el que bailas con la curación de contenidos, las rutas de conversión, el canibalismo digital, el SEO y el SEM, la segmentación del mercado, los plugins, el engagement y un número nada despreciable de vocablos que hace unos años me habrían hecho retorcer el gesto como si acabara de morder la cáscara de un limón. 

Y mientras voy buscando las respuestas, destruyo con devoción mi bolígrafo diciendo: Sapere Aude. Atrévete a saber. 

El lugar que ocupan los nuevos conocimientos. Ese es el interrogante que reposa en mi cabeza mientras confirmo, que después de asistir a cada nueva sesión, la información que incorporo en mi mochila se hace más grande. Hay días en los que la sensación de que no cabe nada más en la cabeza es aplastante. Sin embargo, siempre cabe algo más, y en ello estoy.

Sapere Aude: El resultado

El saber sí ocupa lugar. Me pesa, me fuerza, me reta y me entusiasma al mismo tiempo. Y es entonces cuando el conocimiento de estas cuestiones se convierte en una fuente que sacia mi sed pero solo en parte, porque siempre quiero más. Interesante, y mucho, pienso mientras roo con devoción la capucha de mi bolígrafo Rojo, el de punta fina que es el que más me gusta.

SAPERE AUDE

Sabéis que una de mis pasiones es la escritura, pero nunca imaginé que estaría tan ligada a otros conocimientos que me inquietan, expanden mi mente y despiertan mi querencia y mis ganas de saber.

Atrévete a saber. Haz cada día algo que te de miedo. Muévete fuera de la zona de confort. Estos son algunos de los ejercicios que procuro poner en práctica en cada formación que me lleva a descubrir, y no siempre a partes iguales, cuántas cosas he aprendido en los últimos años y cuántas me quedan por descubrir.

A lo largo de los años me he cruzado con muchas personas que me han ayudado en este fascinante mundo  del Marketing digital en el que todo parece alcanzable. Y otras, que también hay que decirlo, que me han enseñado que no es oro todo lo que reluce en lo que se vienen llamando expertos en las estrategias del Marketing Digital.

Yo sigo aprendiendo, atreviéndome cada día un poco más.

Y no sé a dónde me llevará todo esto, aunque me encanta ir descubriendo cuánto he avanzado en este camino de arañas, trackeos, campañas, segmentaciones, métricas y palabras claves entre otros muchísimos contenidos que casi no me caben en la cabeza. Lo peor es descubrir la inmensidad de todo lo que aún es desconocido.

El saber ocupa lugar, os lo aseguro. Y a su paso va dejando un poso lento y arraigado que quiero seguir cultivando.

 

Pepa Fraile 2020

 

Facebooktwitterlinkedinrssyoutube
Pepa Fraile

Acerca de Pepa Fraile

Soy Pepa Fraile. Me gusta la gente, mis hijas, mi marido, la tortilla de patatas, la paella, el melón, los melocotones, un buen vino, una buena charla, el sol, el mar, escribir, viajar, respirar hondo y poder sonreír. Me gusta la vida y la gente de cara. Me gusta la vida. Después de casi medio siglo...esta es la mía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *