Los personajes de LUCÍA Y EL REPOSO DE LAS PALABRAS – Lucía –

 

Hay personajes que se brindan al amor, y acabas enamorándote de ellos. Y este es el caso de Lucía, la voz ausente y al tiempo imprescindible de una novela que no podía llevar en su título otro nombre que no fuera el suyo.

Y conoceréis porqué.

Nació en Catania, una ciudad portuaria de gran antigüedad situada en la costa oriental de Sicilia, en las faldas del volcán Etna. Emigró con sus padres a Génova durante los años en la que Italia resurgía económicamente gracias al Plan Marshall.

Hija única de Giuseppe y Celia, Lucía destacó desde muy pequeña en su habilidad para el arte y la música y se trasladó a estudiar a la Academia de Bellas Artes, en Venecia, cuando contaba con 19 años.

Soñadora, inteligente, sensible y enamorada de la ciudad que le brindó las mejores experiencias y los mejores años de su vida, Lucía también tuvo que vivir momentos muy amargos que guarda para ella y que pocas veces refiere a los que no la conocieron en su juventud.

Se enamoró, vivió la intensidad de un gran  amor y se resignó al destino que la vida le tenía guardado. Años más tarde se convirtió en empresaria, al frente de un pequeño negocio en Acireale, la ciudad que le ofreció la posibilidad de vivir otras oportunidades. Allí conoció a Pelayo, personaje del que hablaremos en otro momento y que se enamoró de ella desde el primer día. Con él se casó para trasladarse a vivir a Barcelona, la ciudad que la convirtió en una próspera restauradora de antigüedades, al frente de un proyecto que junto a su marido hicieron crecer. Luchó buscando la felicidad, con todas sus fuerzas, librando una batalla interior de la que nunca logró salir vencedora. Y el camino que ya creía borrado de su memoria, una vez más, la pone a prueba.

Lucía es un personaje enigmático, que guarda en sus recuerdos lo mejor y lo peor de su pasado, el que quiso plasmar en las letras de un diario que Bruno, su hijo, descubre bajo las cuerdas de un viejo piano en la casa que ella convirtió en su refugio durante los últimos años de su vida: Villahermosa del Río.

Sus secretos, la culpa, el pasado y la memoria de lo que marcó su vida para siempre quedarán reflejadas en el reposo de unas palabras que nunca se podrán olvidar.

©PepaFraile 2018

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube
Pepa Fraile

Sobre nosotros Pepa Fraile

Soy Pepa Fraile. Me gusta la gente, mis hijas, mi marido, la tortilla de patatas, la paella, el melón, los melocotones, un buen vino, una buena charla, el sol, el mar, escribir, viajar, respirar hondo y poder sonreír. Me gusta la vida y la gente de cara. Me gusta la vida. Después de casi medio siglo...esta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *