Los personajes de LUCÍA Y EL REPOSO DE LAS PALABRAS – Bruno –

BRUNO

Los personajes de las novelas son la voz con la que los autores, en este caso Pepa Fraile, dan rienda suelta a la musa y a la imaginación que convive con ellos a todas horas.

Los personajes nacen por algún motivo; están sujetos a su propia existencia y a las circunstancias que los envuelven en su día a día; sufren percances; tienen familia; disfrutan y lloran;  evolucionan y crecen al tiempo que se convierten en personas de carne y hueso a manos de su autor.

Vamos allá con el primero del que quiero explicaros algunas cosas.

BRUNO RADOCOLO

Bruno nació en Barcelona el año 1977, el año de la serpiente según el horóscopo chino. Recordemos que la serpiente es un animal con una carga simbólica importante. Es capaz y necesita renovarse una y otra vez, regenerándose para empezar de nuevo. Nuestro protagonista tiene algo de eso. Necesita empezar de nuevo para poner orden a una vida que le ha dado un duro golpe: la muerte de la mujer que hasta la fecha había sido su motor y su alma. Con ella vivió una historia de amor inolvidable.

Vino al mundo en el seno de una familia acomodada y sus padres fueron Pelayo, un burgués sibarita, empresario y amante del arte y la cultura, y de Lucía, una italiana de bandera cuyo mundo interior es  intenso,más por lo que calla que por lo que expresa.

Bruno tuvo unos primeros años de su infancia feliz, y estudió Literatura contemporánea en los años de la España de transición, algo que no estuvo muy bien visto por su padre, cuyo interés era que su vástago continuara con la empresa familiar. En el año 1977 España se enfrentaba a su pasado por primera vez, después de cuarenta años de dictadura. Una de las efemérides más sobresalientes fueron las primeras elecciones generales tras la muerte del dictador Franco. 

En un país que comenzaba a despegar y a acercarse a Europa, el año del nacimiento de nuestro protagonista, una barra de pan costaba 9 pesetas, un litro de leche 20 pesetas y un periódico 8 pesetas, entre otros ejemplos que a día de hoy para algunos resulta difícil corresponder.

En su interés por la lectura Bruno llega a la literatura y la necesidad de vivir en su propio mundo lo convirtió, con la ayuda de su inestimable esposa,  con la que vivió el amor más romántico que una persona puede idealizar, en un autor de éxito, aunque al comienzo de la historia nuestro autor se mueva en la cuerda floja. Su musa ha desaparecido y con ella todas las ganas de seguir viviendo.

La personalidad de Bruno sobresale por sus claroscuros constantes, y su lucha por deshacerse del remordimiento que lo persigue. Vive en una burbuja de cristal que él mismo ha construido para aislarse de los demás. Nada le importa, solo su pasado, y este no podrá volver a él. Sus circunstancias, la muerte de su mujer, lo ha llevado al abismo en que se ha convertido su espacio vital.

Conoceremos cómo evoluciona, cuales son sus pensamientos más ocultos y cuánta carga en su mochila es capaz de dejar atrás.

©Pepa Fraile 2018

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube
Pepa Fraile

Sobre nosotros Pepa Fraile

Soy Pepa Fraile. Me gusta la gente, mis hijas, mi marido, la tortilla de patatas, la paella, el melón, los melocotones, un buen vino, una buena charla, el sol, el mar, escribir, viajar, respirar hondo y poder sonreír. Me gusta la vida y la gente de cara. Me gusta la vida. Después de casi medio siglo...esta es la mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *